All posts in Disprodorme Text

Cuidados del Paciente Encamado

LA CAMA
Recuerde que la cama debe hacerse como mínimo una vez al día, estirando bien las sábanas para evitar arrugas, que pueden ser muy molestas e incluso producir heridas en personas que permanecen mucho tiempo tumbadas.
Las sábanas deben cambiarse regularmente. Sería deseable a diario y, como mínimo, cada vez que se manchen. Si el paciente tiene incontinencia (no retiene las heces o la orina), sobre el colchón ponga una sábana impermeable, o un plástico cubierto completamente por una toalla por debajo de la sábana.
En pacientes graves, con la conciencia alterada, coloque tablas laterales a la cama, a fin de impedir su caída. Debe cambiarle de posición cada 4-6 horas, para prevenir úlceras.
Si el enfermo no puede moverse, el cambio de ropa de cama se hará girándolo en bloque a una mitad de la cama, y sacamos entonces la ropa sucia enrollándola junto al paciente. Se coloca la sábana limpia en la mitad libre de la cama, enrollando junto al paciente el otro borde, que a continuación se girará hacia el lado limpio, y se termina entonces de hacer la cama. Para poder efectuar estas maniobras se necesita la colaboración de dos personas.
Imagen de primer paso para el cambio de sábana con paciente encamado

Cómo cambiar una sábana con un paciente encamado (Primer paso)
Imagen de segundo paso para el cambio de sábana con paciente encamado

Cómo cambiar una sábana con un paciente encamado (Segundo paso)
Imagen de tercer paso para el cambio de sábana con paciente encamado

Cómo cambiar una sábana con un paciente encamado (Tercer paso)
Si el enfermo tiene heridas, fracturas, etc., puede molestarle el peso de la ropa. Utilice la férula de Kramer para efectuar un arco de protección que evite el contacto directo con la ropa de cama. También puede improvisarlo con una caja a la que quitará las tapas.
Evite el roce de cualquier superficie dura con la piel, pues podrían producirse úlceras. Almohadille esas zonas con algodón.
LAVADO DEL PACIENTE ENCAMADO
Al menos una vez al día, el paciente encamado que no pueda valerse por sí mismo debe ser lavado completamente. Utilizaremos una palangana con agua templada y jabón, y es conveniente seguir un orden: cara, manos, axilas, espalda, tórax, región genital y pies. Cada zona se lavará y secará completamente antes de pasar a la siguiente. Cambie el agua las veces que sea preciso.
Al finalizar es importante que quede seca toda la piel, especialmente los pliegues. Posteriormente aplique crema hidratante o aceite vegetal, en las zonas de presión y los pliegues de la piel, para prevenir la aparición de llagas.

EQUIPO MÉDICO DE UTILIDAD
 
Hay ciertos equipos médicos que pueden servir de utilidad a la hora de darle cuidados a los pacientes encamados, algunos de estos son:
Camas Eléctricas y Manuales
Sillas de Ruedas
Muletas
Cachos
Bides
Concentradores de Oxígeno
Cilindros
Sillas de Baño
Sanitarios
Donas
Colchones Agua/Aire
Colchones de Aire con Compresor
Mesa tipo Puente
Nebulizadores
Aspiradores de Flemas
Oxímetro de Pulso
Eleva Sanitarios
Bastones
Esfigmomanometros con Estetoscopio
Soporte Gigante de Sueros
Barras para Baño
More